viernes, 7 de octubre de 2011

Así se quedó sordo de repente Jordi BCN

El artículo original en PDF aquí

SOY SORDO, PERO HÁBLAME, PUEDO ENTENDERTE !!

Narración de un caso real

Hace unos meses, me desperté con un ruido enorme. Que no paraba. No era un ruido del exterior. Nadie lo producía. El ruido lo tenía en mi cabeza. Estaba en mi interior.

No podía entender lo que me decía mi mujer. Oía que hablaba muy bajito, pero no entendía sus palabras. Incluso casi no oía las mías. Me asusté. Me encontraba ante una nueva situación. Desconocía que me pasaba. No sabía cómo debía actuar.

Los ruidos eran cambiantes. De diferentes tonalidades, graves, agudos, altos bajos, etc. No paraban ...

Estaba estresado. Yo que me vanagloriaba de saber vivir con un nivel de estrés .... Estoy acostumbrado a él (pensé). Sé cómo controlarlo. Respiré a fondo para tranquilizarme. Intenté empezar el día como si fuera uno más... ducha, desayuno, etc. Pero no era un día normal. Me quedé en casa. No tenía ánimos para ir al trabajo. Además estaba como mareado ...
[leer más...]
A media mañana, mientras escribía un informe en el ordenador (pues tenía que mantener la mente ocupada ...) me di cuenta que los ruidos habían disminuido bastante. Menos mal, pensé, estoy volviendo a la normalidad ...
Se me cayó un bolígrafo de las manos al suelo y entonces fue cuando me di cuenta de la cruda realidad. No había oído el ruido del bolígrafo al chocar en el parquet. Hice ruido con los dedos sobre la mesa. Nada. Golpeé la mesa. Nada. Hice palmas ... Sordo! Me acababa de quedar totalmente sordo!

Las sensaciones se agolpaban en mi interior. Fueron unos instantes de una intensidad emocional increíble. Tremendo. Los pensamientos de lo que sería mi futuro corrían delante de mí como en una película. Ya no oiré más los sonidos cotidianos. Las voces de los míos. La de mi mujer. Las de las hijas, de la madre, de mis amigos ... Ya no podré hablar con ellos. Qué haré a partir de ahora ...

La fatalidad me había visitado. Vendría la soledad. Era una situación inimaginable. No prevista en mi formación cartesiana.
Cuando conseguí controlar mis emociones, me calmé. Llegó mi mujer (que había ido a hacer unos encargos) y como pude, le expliqué qué me había pasado.

Los días siguientes los pasamos de médico en médico, con pruebas y más pruebas ... Diferentes médicos concluyeron en un mismo diagnóstico: era candidato a pasar por el quirófano para realizar un Implante Coclear. No había oído hablar nunca de ello. Accedí casi sin saber qué me esperaba. Confianza en los expertos (ha sido siempre una de mis máximas). Internet hizo el resto para profundizar más sobre esta técnica quirúrgica.

Días de espera ante la operación, sin miedos, viendo que había esperanza ... con el apoyo de la familia, amigos y compañeros ...

Esto no es como un audífono, que te lo pones y ya oyes. Una vez realizado el implante coclear, es necesario un tiempo para aprender a distinguir y entender entre los múltiples y diferentes sonidos que una persona con una audición normal sabe discriminar sin más.

Hay un trabajo con el audiólogo que va ajustando la programación del aparato a las necesidades particulares de cada uno. Y un esfuerzo suplementario en el día a día, para mejorar en la comprensión de las palabras.

Puedo dar fe de que los sonidos que oigo: las voces conocidas, ruidos cotidianos, el mar, etc. son realmente tal y como los oía antes. No están distorsionados, ni son metálicos. Son como siempre han sido. Mi voz ... es mi voz.

Afortunadamente, al tener memoria auditiva la recuperación es más fácil. Nunca tendré el nivel de audición que tenía antes, pero gracias al Implante Coclear puedo volver a recuperar una parte de este sentido tan importante como es el oído.

Ahora se trata de saber convivir con las limitaciones que se tienen, como por ejemplo, entender cuando hablan varias personas a la vez, situaciones en lugares con mucho ruido, etc.

Por último, a las personas sordas (o con hijos, familiares o conocidos) que desconocen esta técnica, animarles a hablar con su médico al respecto, para que se pueda valorar su idoneidad para el implante.

Que tienes dudas? Todos hemos tenido ... Infórmate!

Ya lo sabes ..... Háblame! Puedo entenderte !!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada